Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
Directorios
Élite
The Lay of the RingsBleach Requiem Of The Soul SocietyEast of EdenPearlHook University<
Bleach New RoadsThe Last Breath RPG
Hermanos

No sé qué son las salidas con amigos, así que tengamos una cita.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No sé qué son las salidas con amigos, así que tengamos una cita.

Mensaje por Harriet el Lun Sep 26, 2016 9:45 am



Lujuria. Ese sentimiento que nace en la cuna de las emociones humanas más perversas, que causa caos ante el menor desequilibrio, que hace caer a los débiles en la oscuridad de su velo, que los hace creer en la mentira de su promesa en la garantía del placer eterno. Un pecado capital, un fruto prohibido cuya dulce podredumbre ha contaminado hasta los más honestos corazones. Causal de muertes, de guerras, de dolor, de desgracias, pero también del éxtasis, de deseo, sinónimo de pasión desenfrenada, la cúspide del más degenerado de los libidos. Traicionar a su Dios, traicionar a su promesa de gloria eterna, los humanos son capaz de renunciar a todo por la lujuria. En el país del sol naciente Afrodita, Anuket, Freyja y Lilith manifestarían sus benevolentes presencias en Ikebukuro ¿Por qué, se preguntarán? ¿Acaso la cuna de la lujuria más corrompida se encontraba en algún barrio rojo de este distrito? Para nada, el sitio al que se hace referencia poco necesita de la noche para vanagloriarse de su pecado. El protagonista, el centro, el cumulo del pecado más obsceno, se encontraba en la Otome Road. Allí jovencitas entregaban sus almas al material BL, ya sea oficial o material hecho por fans, a sabiendas que era un camino del que jamás podrían volver. Pero no les importaba, no necesitaban de la bendición eterna ni la aceptación de la sociedad conformista, ellas sabían que arderían en el infierno, pero todo sea por las ships, maldita sea.

Harriet era totalmente ajena a todo eso. Nunca se vio realmente interesada por el anime ni siquiera de pequeña, de vez en cuando compraba mangas que actualmente tenía tirados por allí acumulando polvo, su verdadero interés siempre lo captaron los libros que su hermana le regalaba. Ergo no era extraño que pudiera pasear por la avenida del placer femenino sin ni siquiera inmutarse o mínimo comprender por la presencia de tantas chicas por allí, después de todo su objetivo no era comprender a un sector de la gran cultura Otaku, si no dirigirse a los jardines Rikugien donde tendría una cita justamente con un otaku, aunque ella ignoraba ese detalle. El día anterior fue uno plagado de demasiadas sorpresas pero todo se podía resumir en que acabo haciéndose amiga de un chico bastante amable, cuando pensaba en él sentía un cosquilleo en su pecho y lo recordaba arrinconándose en la camilla. Desconocía lo mucho que deseaba protegerlo.

Por supuesto que me gustaría ser tú amigo


Era vergonzoso recordarlo, pero le ponía feliz. Luego de eso comieron las papas fritas, el chocolate, tomaron los jugos y hablaron con más tranquilidad de muchas cosas. Si bien Hiroko seguía manteniéndose un poco tímido no dejaba de lado su amabilidad cuando le hablaba de la carrera que había elegido, lo que creía el porqué de haberlo hecho y algunas anécdotas graciosas de lo que sucedió el día que fue a inscribirse. Y, finalmente, antes de que se separan para volver a casa, ella le recordó que tenía una deuda que saldar con él. Todo culmino en una invitación para tener una salida de amigos. Parecía una buena manera de arreglar del todo las cosas pero con lo que no contaba era que no tenía la menor idea de donde sería conveniente llevarlo, por-lo que ella pensó en ese momento-suerte su cuñado se ofreció a ayudarle. No tenía la menor idea de lo que estaba a punto de hacer.

La dulce brisa perfumada de primavera acarició su piel. La idea era esperar a su compañero en la estación para llegar juntos a los jardines de Rikugien, se preguntaba si podría llegar a ser reconocida. Usaba un delicado conjunto compuesto por una adorable camisa blanca adornada con un gran moño negro, una adorable falda negra con volados y unas largas medias de lycra negras junto con zapatos de charol. La gama monocromática hacía resaltar su cabello, y lograba darle intensidad a su mirada carmesí. Estaba emocionada con el recorrido que había creado en su cabeza. Primero un relajante paseo por los jardines mientras comen unos creepes, luego una agradable tarde en el cine y para terminar coronar la noche con una cena para los dos en el restaurante recomendado por Mein. Miro su bolso de mano dándose ánimos ¡Tenía dinero más que suficiente! El día de ayer tuvo muchos errores pero hoy podía erradicarlos.

Vestimenta:
avatar
Harriet
Admin

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 23/01/2015

Ver perfil de usuario http://shockingnights.foro.pro

Volver arriba Ir abajo

Re: No sé qué son las salidas con amigos, así que tengamos una cita.

Mensaje por Hiroko el Mar Sep 27, 2016 2:29 am

El suceso menos deseado de la humanidad, regresaba una vez más, amenazando las vidas de los inocentes ciudadanos y sus rutinas, de los pequeños animales y sus indefensas ganas de vivir, de los pobres y moribundos vagabundos cuyo único sueño, era vivir para comer algún bocado de comida, hoy el campo de batalla se teñiría de rojo, azul y verde, por la sangre, lágrima y mocos de sus soldados. Porque el mayor enemigo de la moralidad y los buenos ships, sólo parecía estar más cerca, a medida que los pasos de nuestro héroe avanzaban con una seguridad temblorosa, más podía sentir el putrefacto aroma, podía escuchar la respiración agitada de aquellas mentes enfermas y por momentos, las palabras uke y seme, se oían como sutiles susurros. El olor a café y pelo de gato no se hacía de esperar. Nuestro intrépido protagonista sin embargo, hoy no venía para combatir, si no por lo contrario... Bueno, quizás literalmente lo contrario a combatir no, pero si a algo totalmente diferente... Hoy venía a una cita, había conseguido lo imposible, lo innombrable, el sueño húmedo de todo otaku virgen: Salir con una chica moe. Evidencia de ello se encontraba su rostro sonrojado, pese a que sabía que este era un territorio enemigo, también sabía que cerca se encontraban muchos lugares donde las parejas se juntaban a tener sus encuentros amorosos ¿Cómo lo sabía? Sencillo, sus amigos de internet constantemente hablaban de ese lugar, como un sitio plagado de fujoshis y parejas melosas... El infierno en la tierra.

En sus pasos podían observarse sus típicas zapatillas con los cordones sin abrochar, a causa del desgaste de los mismos. Unos vaqueros azules, los cuales le quedaban sutilmente grandes, pero se sujetaban con la ayuda de un cinturón, con la hebilla de una serpiente. Una remera con la imagen de alguna personaje de anime y las palabras "no waifu no laifu" (Y esto porque desafortunadamente no tenía más remeras limpias), aunque la misma era ocultada con un polerón de color café, del cual también se apreciaba una capucha. A fin de cuentas se trataba de una indumentaria casual, típica de alguien con sus estatus, aunque no podía faltar su mochila. En su diestra también cargaba una pequeña caja con lo que podría ser un pastel dentro.

A la lejanía pudo observar a quién hoy, sería el foco de toda su atención, los nervios recorrieron todo su cuerpo al pensar en que podría haberla hecho esperar, aunque ese había sido uno de los consejos de su grupo de amigos en foros "Hacerla esperar te hará parecer más interesante, llega una o dos horas después" aunque claro, no había sido capaz, estaba llegando un par de minutos antes, pero aun así aquella chica se las había arreglado para llegar antes. Comenzaba a hacer memoria de los múltiples consejos, como "Cuando tengas la oportunidad, abrázala por la cintura y mete tu mano en su bolsillo trasero" o " Si alguna fujoshi trata de presentarte a un seme como el otro día, tómala de la mano y aborta la misión"... Si, realmente no eran consejos que debiese utilizar, aunque sí temía por la intromisión de aquellas personas que denominaba como "indeseables".

- Bue... Hola, Harriet-san... - Comentó en voz baja acercándose a paso lento, para no parecer desesperado, su rostro dibujaba una sonrisa algo nerviosa, con aquel pequeño rubor, sólo se limitó a estirar su diestra en dirección de la peliverde - En el camino compré un pastel, pensé que podíamos compartirlo - Fue lo que dijo mientras quedaba de pie frente a ella, había mucho de lo que quería hablar... Aunque realmente eran preguntas típicas, lamentablemente no podía hablarle ni de anime o videojuegos ¿Y si le aburría? Mientras más tiempo pudiese ocultar su vida como otaku, más sencillo sería poder... Bueno ¿Poder qué? ¿Realmente hasta qué punto quería llegar con ella? - ¡Pero miren! ¡Si es el otakuke de Hiroko! - Pero mientras pensaba sus trivialidades, una voz molesta y chillona interrumpió el agradable ambiente, se trataba de una chica con el cabello de color arco iris, portaba un suéter con la imagen de un gato, gafas anchas, un pantalón corto con medias negras rasgadas, en sus manos traía un café del Starbucks y un ancho libro, con la portada de dos chicos abrazados, detrás de ella se encontraba un séquito de chicas con un estilo similar, por no decir igual.

El rostro de Hiroko se tornó incómodo, desviando la mirada al suelo - H-Harriet-san... ¿P-Por qué no nos vamos de aquí? - Dijo intentando dibujar una sonrisa, pero era tan forzada que no pudo terminar de formarla, era obvio su deseo de querer huir del lugar, pero las invasoras se acercaban más y más - Espera... ¿¡Es eso una chica!? ¡¿Te atreves a venir con una chica a nuestro territorio!? ¡¿Dónde está tú seme, ah!? - Gritaba demasiado para la distancia en la que se encontraban, lo cual simplemente hacía a Hiroko más y más pequeño, pero algo iluminó su cabeza... Había recordado su primer encuentro con Harriet en el salón, cuando le rompió la cara a aquellos compañeros que le estaban molestando, por un veloz momento, la imagen de aquellas chicas en el piso golpeadas parecía muy real... Y debía evitarlo, ahora también recordaba el momento en que Harriet le pedía ser su amigo... Aunque se tratasen de aquellas chicas y muy probablemente no podrían ser amigas de Harriet, no quería que ella tuviese mala fama y que por culpa de eso, no pudiese tener más amigos... Por lo que rápidamente tomó la delantera, tomando a la chica de cabellos verdes de su mano, para llevarla en dirección al parque - E-E-E-Estamos en una cita... Así que no tengo tiempo que perder contigo - Fue la únicas palabras que les dirigió, mientras sólo les dejaba ver su espalda cubierta por su mochila, guiando a su compañera de salida al inicio de lo que hoy sería un día memorable.
avatar
Hiroko
Admin

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 21/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No sé qué son las salidas con amigos, así que tengamos una cita.

Mensaje por Harriet el Mar Sep 27, 2016 12:31 pm

¿Qué fue todo eso? ¡No tenía la menor idea! Todo iniciaba bien hasta que una marioneta de circo se atravesó en medio del ellos para hablar incoherencias que solo lograban estimular la llama del mal humor a la que había decidido no tirarle leña hoy. Por suerte Hiroko atinó a huir con ella antes de que la furia se desatara puesto que, si bien era totalmente ignorante de lo que estaban hablando, las expresiones del azabache le daba a entender que no le gustaba para nada que le dijeran esas cosas extrañas ¡Y nadie podía darse el lujo de incomodarlo cuando ella era perfectamente capaz de defenderlo! Lo había dejado claro ayer en el salón de clases. Cuando por fin se detuvieron no estaba agitada, su pecho no subía ni bajaba y no había sudor perlándole la piel, cosa contraría a su compañero al cual parecía que se le saldría el pecho.

Parpadeo ladeando ligeramente la cabeza ¿Entonces de verdad era un chico con salud delicada? Por supuesto, Harriet se inclinaba hacía la respuesta que justificaba mejor a su amigo, ignorando que este simplemente podría tener mala condición física por pasársele todo el día viendo anime o jugando videojuegos encerrado en su habitación.

Abrió la boca pare preguntarle por lo sucedido pero luego de pensarlo unos segundos decidió cerrarla. Sí, lo mejor era no hablarle de eso, es más, rápidamente su atención se desvió a su mano que estaba siendo rodeada por la del contrario y pensó en lo agradable que resultaba aquella sensación. Sin realmente reparar en el significado de esto, alzo la muñeca logrando que ambas quedarán a la altura del pecho siendo imposible de ignorar el tacto que estaban compartiendo. El viento volvió a soplar haciendo que sus verdes cabellos bailaran a su compas, las hojas caían con gracia y el aroma de las flores perfumaba el ambiente. Corriendo, sin darse cuenta, habían llegado donde los jardines Rigukien. Se encontraban en medio del camino que dividía el prado para el paso hacía la magnificencia que les entregaba la naturaleza, alzó la mirada con timidez para que sus orbes carmesí se encontraran con los negros del muchacho pero no resistió mucho antes de bajar la mirada mientras se encogía de hombros apretando, con la mano libre, la falda de su vestido.- ¡Crepes!-Exclamo animada cuando su campo visual localizo un puesto de dicha comida no muy lejos de donde ellos estaba.

Apretó el bolso en su mano entusiasmada con que su primera idea pudiera hacerse realidad.- Hiro-kun ¿Qué tal si comemos unos crepes juntos? ¡Yo invito!-Le miro con muchísima alegría debido que, después de todo, tenía toda la energía de una niña pequeña.- Yo quiero el mío de helado y chocolate, aunque uno de crema y fresas estaría bien también ¡Pero nunca probé el de frutas! ¿Crees que me dejen elegir uno con los tres sabores? ¿Sería algo así como una mega crepe definitivo? ¿Si lo pido el vendedor pondrá una pose dramática con música de suspenso de fondo?-Lo último sonaba a una escena salida de un anime, y lo cierto es que dicha inspiración no era descabellada. Si bien estaba alejada del mundillo solía ver los dibujos animados con los que se entretenía su hermana, los cuales generalmente eran de cocina. Le parecía exageradas sus reacciones pero también muy divertidas, además resultaba una manera muy original de aprender recetas nuevas pero ¿La cocina realmente sería tan apasionada? Lo desconocía.
avatar
Harriet
Admin

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 23/01/2015

Ver perfil de usuario http://shockingnights.foro.pro

Volver arriba Ir abajo

Re: No sé qué son las salidas con amigos, así que tengamos una cita.

Mensaje por Hiroko el Miér Sep 28, 2016 2:01 am

Finalmente habían salido de aquel tenebroso y oscuro rincón de Ikebukuro, de las horripilantes fauces del infierno, había ocurrido lo que más temía, pero habían alcanzado a huir y es lo que importaba... Aunque quizás había corrido demasiado, había olvidado totalmente su condición física, ahora mismo todas esas clases de educación física saltadas, hacían represalia de su disgusto, sentía como su corazón imploraba una muerte rápida, como sus piernas ardían, su cuerpo parecía que se derretía, sus gafas se empañaban a causa del sudor que se evaporaba en cosa de segundos, ya sentía la incomodidad de su ropa pegándose a su piel, pero realmente se encontraba feliz, avergonzado por la imagen que debería dar, pero feliz de poder por fin empezar con su cita de forma normal y lo que es mejor ¡Incluso había dado el primer paso de tomarle la mano! - ¡Es lo mejor! - Exclamó con felicidad luego de que aquella chica mencionase lo de las crepes, aunque claro, él había dicho aquello por otra razón, cuando se dio cuenta, soltó rápidamente su mano, notándose muy nervioso - D-D-Digo... Sí, crepes... Aunque nunca he probado uno, mi dieta se basa de comida instantánea - Dijo riendo, aunque como broma había sido muy mala, era su realidad, viviendo solo y utilizando la mayor parte de su tiempo en internet, no tenía cuando poder prepararse un alimento balanceado, por lo que aquella comida de menos de quince minutos, era su salvación.

- Hehe... Eso sería como un momento típico de anim... La televisión ¿No? Quizás luego resulta que ese sabor de crepe está prohibido y el vendedor nos reta a un combate a muerte por el derecho a probarlo - Cuando se trataba de fantasear, la lengua de Hiro podía dejarse llevar, si no fuese porque estaba nervioso, podría haber seguido con aquella fantástica historia épica. Pero había algo todavía más importante y es que cada vez, tenía una más ¿Linda? De ella, no había podido quitarle los ojos de su rostro mientras hablaba sobre que crepe comprar, pese a que se había distraído momentáneamente cuando preguntó, luego de verla, se había petrificado, era incluso sorprendente que pudiese haber complementado su historia, quizás en ese aspecto debía agradecer a su sangre otaku.

Pero rápidamente volvió en si, debían seguir y quedarse quietos podía ser sospechoso, sabía perfectamente donde se encontraba el puesto de crepes, ya que si bien nunca había comprado, un antiguo conocido trabajaba ahí, lo había visto muchas veces de paso, en algunos eventos de anime que se hacían cercanos a ese lugar. Cuando estuvieron cerca, aquella persona reconoció a Hiroko, por la expresión de su rostro - ¡Hiro! ¿Qué te trae por acá? Que sepa no hay ningún evento de anim... - Rápidamente Hiroko se acercó a él para interrumpirle, todavía quería ocultar su particular gusto por la cultura nipona - ¡Aaah! Sí, hola... Ha pasado tiempo ¿No?... Venimos por unas... Crepes - Aquel muchacho dibujó una expresión de sorpresa en el rostro, al parecer la confusión ahora invadía su cuerpo - ¿Ah? ¿Tú? ¿Comprar una crepe? Pensé que todo tú dinero se destinaba a "arte 2D"... ¿Y estás con una... Ooooh, ya veo... Pues déjenme que les invite las crepes, la casa paga - Casi lo arruina, pero al final, había entendido lo que ocurría, su expresión lo decía todo, sonriendo ampliamente y asintiendo como si hubiese resuelto el mayor acertijo - Podrías... ¿Darnos uno de chocolate, helado, fresas, crema y frutas? - Lo había dicho como broma, como era una persona de relativa confianza... O que bueno, no desconfiaba del todo, se podía tomar el derecho de bromear un poco, pero no contaba con esa mirada de sorpresa en el vendedor - No... Pensé que mortales como ustedes supiesen de la existencia del sabor prohibido... Pero no me esperaba menos del gran Hiro... No necesito hacerles ningún tipo de prueba - De inmediato comenzó a mover gran cantidad de ingredientes, como si de un maestro marcial se tratase, para terminar con dos enormes crepes, repletas de frutas, crema, helado y salsas.

Hiro observaba sorprendido aquella monstruosidad, mientras el vendedor los observaba con orgullo por lo que acababa de crear - Gracias por preferirnos, vuelvan pronto... Y suerte en su "cita" - Fue lo último que dijo mientras los despedía con la mano, el rostro del azabache se mantenía en una constante mueca de sorpresa, impacto y no saber que decir... Pero miren, había conseguido lo que Harriet quería, aunque todo hubiese comenzado con una simple fantasía.
avatar
Hiroko
Admin

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 21/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No sé qué son las salidas con amigos, así que tengamos una cita.

Mensaje por Harriet el Miér Sep 28, 2016 4:58 pm

Harriet realmente ignoraba que con el correr de la cita la imagen que le entregaba al azabache iba mejorando cada vez más. Si bien era cierto que ese creepe podría resultar intimidante para la glucosa en sangre de cualquier ser humano ella no manifestó ni el más mínimo ápice de temor a la hora de llevárselo a la boca. Ahora parecía un cobayo con sus adorables mejillas repletas de semillas intentando meterse aún más sosteniendo el alimento con sus pequeñas manitas de roedor. Sí, eso hacía la peliverde, obviamente le quitaba bastante elegancia a la imagen tan arreglada en la que pareció poner empeño en conseguir pero ¡Comida es comida! Y, finalmente, ella seguía siendo ella, por más vestido que se pusiera.

No seguían ningún rumbo fijo en realidad, solo caminaban sobre el camino marcado por el pavimento. Las parejas se paseaban por allí tomadas de las manos o abrazándose, otros corrían, el resto eran niños en excursión o simplemente acompañando a sus padres camino al mercado o a casa. El clima resultaba muy relajante, el cuadro cautivador, el soplido del viento hacía crujir las copas pero también las obligaba a desprenderse de las hojas más débiles creando, así, una lluvia a veces verde, otras anaranjada, o en el mejor de los casos rosa. Todos los colores se superponían ante los rayos del sol con la misma solemnidad logrando que, sin importar cual fuera la combinación, siguiera siendo majestuoso.

Pero seis manchas negras arruinaban la foto. Se trataban de muchachitos adolescentes que rondaban entre los 15 a 17 años, vestían camperas de cuero y utilizaban anteojos de sol. Ellos se mantenían en la lejanía asomando las cabezas ligeramente por encima de los troncos de los árboles, parecía que analizaban con ridícula seriedad la cita que sus objetivos estaban compartiendo. El líder llamo para una inmediata reunión logrando así que todos hicieran una ronda ultra secreta en medio del parque. Lo primero fue preguntarse porque un claro espécimen de nerd estaba teniendo una salida romántica con una chica linda, lo segundo insultarlo, lo tercero envidiarlo, lo cuarto sentirse vencidos por la vida al ser vírgenes que nunca hablaron satisfactoriamente con el género contrario, y finalmente lo quinto: Planear el ataque sorpresa que dará inició a la primera fase del Proyecto DV.

-Sabe delicioso-Exclamo de manera infantil mientras sonreía cerrando los ojos. Su gran creepe estaba por la mitad por lo que se dio media vuelta para volver a unir su mirada con la del contrario.- ¿Seguro no quieres un poco, Hiroko-kun? Siento que solo estás siendo muy educado, vamos, vamos, te lo daré en la boca si sigues así.-Bromeo entre simpáticas risas mientras se encogía un poco de hombros. Lo ignoraba completamente pero tenía un poco de chocolate en la comisura derecha de sus labios ¿Acaso no sería esa la parte en la que el protagonista se lo limpiaría con el dedo para luego llevárselo a la boca? Sonaba como una gran locura tomando en cuenta de quienes se hablaba pero la imaginación de los sextillizos no hacía más que volar. Realmente odiaban a ese nerd ¡Oh, si que iban a torturarlo cuando lo tuvieran entre sus manos!
avatar
Harriet
Admin

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 23/01/2015

Ver perfil de usuario http://shockingnights.foro.pro

Volver arriba Ir abajo

Re: No sé qué son las salidas con amigos, así que tengamos una cita.

Mensaje por Hiroko el Sáb Oct 01, 2016 12:08 am

Finalmente luego de encuentros incómodos, situaciones molestas y una baja autoestima que todavía le hacía cuestionarse que todo esto estuviese pasando, la velada tomó un rumbo más tranquilo y disfrutable, si bien los nervios se mantenían, reflejados en sus respuestas tartamudeantes y sonrisa incómoda, comenzaba a disfrutar y confiar más en esa "cita" - E-E-E-Estoy bien, Harriet-san, en serio... Además un esqueleto como yo no puede con eso - Respondió riendo, dando un pequeño mordisco a su crepe de frutas - Aunque realmente es asombroso que exista una crepe así ¿No? Aunque seguramente, conociendo a Free, fue invención suya... Tiene una gran imaginación y suele meterse mucho en sus personajes, creo que ahora era un vendedor de crepes clandestino o algo así - Hablaba relajado, le agradaba encontrar temas normales de los que hablar, puesto que quedarse en silencio, si bien le agradaba, no sabía si para ella sería divertido y el aburrirla, realmente le aterraba -Y... Bueno... ¿Qué haces en tú tiempo libre, Harriet-san? - Le parecía adecuado preguntarle un poco de ella, después de todo era el objetivo de la cita ¿No?... Claro, una cita de amigos, eso es lo que era todo esto "¿C-C-Cierto?".

El rostro de Hiro se tornaba levemente rojo mientras se quedaba con la incógnita de qué tipo de cita podría ser, hasta que algo llamó su atención, rápidamente miró a su alrededor y se topó con la mirada a un grupo de... ¿Rockeros? Guau, los 80' habían regresado... Y al pareces los estaban viendo, Hiro siempre fue una piedra en el camino que se podía ignorar con facilidad, por lo que era imposible que lo mirasen a él, entonces ¿A quién estarían mirando? Fue en ese momento donde se fijó en su compañera ¿La estarán mirando por su atractivo? ¿Por lo moe que es? ¿Por qué los rockeros son masoquistas y la idea de que los golpee era horny? No, lo primero que llegó a la cabeza de Hiro, fue esa mancha que tenía Harriet en el rostro producto de la crepe, de inmediato miró a todos lados, otras personas a veces miraban en su dirección, sus rostros se veían preocupados, como si ellos se hubiesen dado cuenta de algo que ellos no... ¡Claro! ¡La mancha!

De su bolsillo tomó un pequeño pañuelo, este estaba totalmente limpio, ya que es el que utilizaba para limpiar sus gafas - Harriet-san, te ensuciaste - Dijo en un tono amable, mientras limpiaba su rostro con suavidad, quizás ahora vendría la usual escena donde se avergonzaba por lo recién hecho, pero no tuvo tiempo, su sentido de supervivencia se había alertado antes... Y sentía unas miradas asesinas sobre él, eran los rockeros, sus ojos seguían apuntando en su dirección, pero ahora sus expresiones estaban llenas de odio, ahora parecía que hablaban en un lenguaje secreto, aunque su lenguaje corporal hablaba más, no hacía falta ser un genio para saber que... ¿¡Lo querían muerto!? Sí, no hacían más que apuntarlo y hacer gestos de muerte o algo así, pero apenas se fijaron en que fueron descubiertos, salieron huyendo, aunque no por miedo, parecía que reían.

- H-H-Harriet-san... ¿Por qué no vamos a otro lado? D-D-Debemos aprovechar le día ¿No? - Dijo en un intento por querer convencerla de irse del parque, algo le decía que lo mejor era dejar ese lugar tan romántico y lleno de peligros, aunque otro, le decía que no sería la última vez que verían a aquella banda de rockeros, esperaba por lo menos equivocarse en lo segundo. Aunque quizás, los rockeros, las fujoshis ni el extraño tal Free, eran la peor amenaza que podría esperar, hasta ahora, había conseguido mantener su mayor secreto oculto, pero el mundo del 2D es enorme y ahora mismo ¿Qué ocurriría si aparecía alguien más que lo conociese? Por nada del mundo quería que Harriet conociese su secreto, alguien de su nivel, seguramente terminaría por aburrirse de él.
avatar
Hiroko
Admin

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 21/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No sé qué son las salidas con amigos, así que tengamos una cita.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.